La Torre de la Cartuja, historia de Inciensos A. Fiances

La Torre de la Cartuja, para nosotros, es más que un incensario. Es parte de nuestro ADN, nuestra seña de identidad. A día de hoy, forma parte de la imagen de la empresa y la podemos ver en nuestro logo.

El año que viene se cumplirán tres décadas de un hito para Sevilla: la celebración de la Exposición Universal de 1992. Este evento, que convirtió a la ciudad en epicentro y escaparate del mundo, se desarrolló en la isla de la Cartuja, un espacio que toma su nombre del antiguo monasterio fundado en el siglo XV. Tras la expulsión de los frailes en el siglo XIX, el edificio fue convertido en la sede de la famosísima fábrica de cerámica creada por el marqués de Pickman. Las chimeneas de sus hornos se convirtieron desde entonces en uno de los símbolos de la milenaria historia alfarera de Sevilla.

Torres ilimitidas azules y blancas

Como guiño al magno evento que celebraba la ciudad, Adolfo Fiances, fundador de A. Fiances, ideó un incensario que se inspiraba en esos hornos de la Cartuja, dando lugar a uno de los productos más emblemáticos de nuestra marca. Triunfó como souvenir en 1992 y desde entonces lo hemos mantenido con orgullo como nuestra seña de identidad.

Nuestro alfarero empezó a trabajar con nosotros en 1992, cuando nació esta idea del incensario de la Cartuja. Era un momento en el que la alfarería artesana estaba empezando a desaparecer en nuestra ciudad, quedando solo algunos negocios en Triana. Por tanto, nuestra Torre de la Cartuja crea una red de apoyo mutuo entre pequeñas empresas locales. En este caso, nuestro alfarero pudo seguir trabajando unos años más gracias a los numerosos encargos que le fuimos realizando gracias a la alta demanda de este incensario.

El incensario de la Cartuja se ha ido convirtiendo con el paso del tiempo en uno de nuestros productos estrellas y son muchos los pedidos que nos llegan desde todos los rincones de España para hacerse con este bonito ejemplar, que le otorga un plus de sevillanía al rito de quemar incienso hundiendo sus raíces en la rica historia de la vieja Hispalis. Si aún no te has hecho con el tuyo, puedes comprarlo en nuestra tienda online de Inciensos A. Fiances.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email