Inciensos A.Fiances: un negocio familiar

Esta semana y coincidiendo con la llegada de las fiestas navideñas queremos dedicarle nuestra nueva entrada del blog a nuestra historia y origen. Por ello, nos centraremos en Inciensos A.Fiances, un negocio familiar.

Cómo surgió Inciensos A.Fiances

Antes de adentrarnos en la historia de Inciensos A.Fiances debemos hacer referencia a su fundador, a nuestro padre, Adolfo Fiances Gonzalez, fallecido en 2010. Echando la vista atrás, si debemos resaltar cuál fue el motivo del surgimiento de Inciensos A.Fiances, sin duda debemos destacar a la necesidad de hacer uso de la alfarería.

Nuestro negocio de inciensos surgió de la mano de la alfarería. Como muchos sabéis, el negocio de los alfareros se encuentra en extinción.  Hace unos años existían muchos, que se compraban productos elaborados por ellos, como los platos y vasijas de barro. Con los nuevos tiempos, surgieron nuevos materiales, quedando cada vez más obsoleto dicho sector.

Si nos centramos en Sevilla, tan solo quedaba un alfarero. Nuestro padre, que siempre estuvo muy unido a ellos, sentía que debía hacer algo. Por ello, tuvo la idea de hacer unas torres de barro, de manera que los usuarios pueden colocar carbón e incienso en su interior. En Sevilla gusta mucho el incienso, y las torres era un producto original, único, y que nadie más vendía. Además, al contar con este alfarero para su producción, el resultado era espectacular: todo realizado de forma artesanal, a mano, sin moldes. De hecho, en la actualidad, continuamos trabajando con este alfarero.

Crecimiento del negocio

Si debemos resaltar un momento de crecimiento, podríamos decir que fue en la EXPO92, cuando notamos que comienza a prosperar el negocio. Poco a poco, comenzamos a ganar experiencia en el sector, lo que nos llevó a dar un increíble salto de calidad.

Comenzamos a vender en la Calle del Duque, y posteriormente en Calle Córdoba. En este último sitio, fue donde comenzamos a vender, y se nos comenzó a conocer como el puesto de inciensos de la Calle Córdoba. Aquí también destacamos la mezcla del Incienso Cristo de Burgos, el primer incienso personalizado. Es el incienso más vendido y el más copiado, pero la receta original solo la tenemos nosotros. Además, fue la primera Hermandad que confió en nosotros para preparar su propio incienso.

La tienda física que tenemos actualmente, se compró por aquella época. La empleamos a modo de almacén, tras restaurarla previamente entera.

Mayores retos a los que nos hemos enfrentado

Durante estos años, nos hemos enfrentado a 3 momentos destacados:

Primero el fallecimiento de nuestro padre, en 2010, donde debimos coger las riendas del negocio

Posteriormente, el fallecimiento de nuestra madre.

A todo esto le sumamos que el Ayuntamiento nos quita nuestra licencia de la Calle Córdoba. Sin duda, iniciamos una época de incertidumbre total ya que nos cerraron uno de los mayores sustentos del negocio, el puesto de inciensos de la Calle Córdoba.

Para potenciar nuestras ventas, decidimos lanzar nuestra tienda online para comprar inciensos. Sin duda, actualmente, el no contar con Semana Santa ni otros festejos, nos crea un gran reto económico. Por eso, animamos a las hermandades a que usen el incienso en cultos, misas y otro tipo de celebraciones, no solo en salidas procesionales.

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email