Disfruta la Semana Santa de Sevilla con los cinco sentidos

Vive la Semana Santa de Sevilla con los cinco sentidos. Una de las semanas más grandes de Sevilla. La ciudad entera se acicala para lo que está por llegar. Y es que esta época se vive y se siente con los cinco sentidos. Recorre con nosotros cada uno de ellos y descubre una manera nueva de vivir nuestra Semana Santa.

Vista

Empecemos con la vista, pues Sevilla no necesita engalanarse para lucirse, pero en esta fecha sucede algo mágico en el ambiente. Podrás recorrer sus calles y ver esos balcones cubiertos de rojo y morado, con palmas, con sueños, con plegarias y con deseos. Conseguirás ver las iglesias en su máximo esplendor, preparándose para la pascua y viviendo la cuaresma. Podrás pasearte por lo que será o es carrera oficial, donde miles de corazones pasaran o están pasando, con sueños, con oraciones, por los que estuvieron y por los que están o simplemente por acompañar a su fe. Podrás ver amor, bondad, familia y pasión. 

Tacto

El tacto, terciopelo, plata, oro, cera. Y es que los que hemos tenido la suerte de vivir esta semana cuando éramos niños, hemos podido albergar la experiencia de pedir tímidamente caramelos, estampitas o cera, acariciando sutilmente la túnica del nazareno, interrumpiéndolo de sus pensamientos. Si, ese nazareno que coge su cirio ya encendido y con un cuidado extremo le hecha cera al pequeño intentando no quemar sus manitas. El tacto de la aguja y el hilo rematando los últimos detalles de la túnica que con tanto esmero tu madre te preparo. Esa señora mayor que va al besamanos de su Dios y con esfuerzo se encorva para darle un último beso. Madera, pétalos y piel. Una mano tímida acariciando el palio para sentir, para recordar. Lluvia de pétalos para celebrar y abrazos para reconfortar.

Gusto

La Semana Santa sabe a miel, vino y tradición. Recetas de torrijas que pasan de generación en generación. Roscos de vino que aromatizan toda la casa. Momentos vividos que se guardan en el corazón, nietos, hijos, padres y abuelos trabajando a un mismo son.

Oído

Y del oído, que te vamos a contar, simplemente con pensarlo se nos pone los vellos de punta, pues no solo tenemos maravillosas bandas que tocan a un mismo son, trompetas, redobles de tambor que llegan al corazón. Silencio sepulcral en las calles abarrotadas de gente, demostrando respeto y admiración por lo que está sucediendo, un silencio que solo se rompe con la voz del capataz, “Antonio, esta levanta va por tu padre”, “Todos por igual, valientes “, “A estas es”,” Venga de frente”, “La llamada siempre mu corta”, “Venga de frente, valiente”, “Todo el mundo callao abajo”,”poco a poco”.

Olfato

Nuestro viaje termina en el olfato, cierra los ojos, olvida el ruido que hay a tu alrededor, ¿notas ese olor?, ese que recorre toda la ciudad, ese que acompaña al Cristo y a la Virgen, ese que permanece en tu memoria. El incienso baña todos los rincones, iglesias y hogares. Aromas de Sevilla que te harán sentir muchas cosas, pero sobre todo paz.

Vive la Semana Santa de Sevilla con los cinco sentidos y disfruta de una experiencia única en este 2022 .

Compartir artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email